La gripe aún no es epidemia en la Comunidad Autónoma de Extremadura

Extremadura, Canarias y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla son las únicas zonas en las que la incidencia de la gripe permanece todavía por debajo del nivel epidémico, que ha sido superado ya en el resto del territorio español, según el informe semanal de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica.

La tasa global de incidencia de la gripe en el conjunto de España alcanzó la pasada semana la cifra de 119 casos por cada 100.000 habitantes, superando por segunda semana consecutiva el umbral epidémico “en plena fase de ascenso de la onda epidémica”.

En Extremadura, la tasa de incidencia de la gripe se mantuvo la semana que finalizó el domingo 24 de diciembre en 74 casos por cada 100.000 habitantes, prácticamente igual que la semana anterior (71/100.000), y aún inferior al umbral epidémico establecido para esta temporada en nuestra comunidad  en 93 casos/100.000.

Los hospitales extremeños notificaron la pasada semana cinco nuevos casos graves ingresados con gripe, que sumados a los nueve registrados hasta la semana anterior elevan a catorce el número de pacientes graves hospitalizados con esta enfermedad infecciosa desde el inicio de la temporada de vigilancia del virus, según el informe de la Subdirección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del SES.

Durante la semana que finalizó el pasado domingo no se produjo fallecimiento alguno, por lo que permanece invariable el número de personas fallecidas con infección confirmada de gripe esta temporada en la región (2).

12 PACIENTES YA HAN RECIBIDO EL ALTA

Los restantes doce casos notificados en Extremadura han recibido ya el alta hospitalaria, por lo que a fecha del pasado 24 de diciembre no había pacientes graves ingresados con esta patología en los hospitales  de la comunidad autónoma.

Al menos ocho de los catorce pacientes que han requerido hospitalización tenían uno o varios factores de riesgo asociados a la gripe, mientas que cinco de ellos no tenían factores de riesgo y en un caso no consta.

Los factores de riesgo más frecuentes están siendo, por este orden, enfermedad cardiovascular crónica (7 casos), enfermedad pulmonar, diabetes y enfermedad renal crónica (2 casos cada uno) y enfermedad hepática e inmunodeficiencia (1 caso cada uno).

Al menos ocho de los pacientes graves (57%) no se habían vacunado contra el virus de la gripe, mientras que cuatro sí lo habían hecho (28’5%) y en otros dos casos no consta. Entre los dos fallecidos, ambos mayores de 75 años, al menos uno de ellos no se había vacunado, mientras que en el otro caso no consta.

De los catorce casos notificados, la mayoría son mujeres (10), frente a 4 hombres. Por tramos de edad, cuatro de ellos pertenecen al grupo de personas  de más de 80 años, tres al de 70 a 79 y otros tres al de 0 a 9 años, dos al de 50 a 59 años y dos más al de 40 a 49 años.

A diferencia de años anteriores, en que el virus dominante era de tipo A, esta temporada el virus causante de la infección en la mayoría de los casos graves (13) es de tipo B, y sólo uno de ellos ha contraído la gripe por un virus de tipo A, según los análisis realizados en el Laboratorio de Vigilancia de la Gripe del Hospital San Pedro de Alcántara de Cáceres.

Algo similar está ocurriendo en el resto de España, donde el 77% de los virus detectados por el sistema centinela son de tipo B, y el 23% de tipo A. En el conjunto del territorio español, hasta la fecha se han notificado 247 casos graves hospitalizados  y se han producido 22 defunciones asociadas a la gripe.

29 FALLECIDOS LA TEMPORADA PASADA

Hasta finales del mes de noviembre, cerca de 170.000 extremeños se habían vacunado en los centros de salud y consultorios de la región dentro de la campaña de inmunización contra la gripe que empezó el pasado 23 de octubre.

Entre la población de 65 años o más se habían administrado hasta esa fecha más de 117.000 vacunas, lo que equivale a una tasa de cobertura vacunal del  53 por ciento en este grupo de edad, al que pertenecen unas 220.000 personas en la región.

La temporada pasada la tasa de vacunación en Extremadura en mayores de 65 años fue del 55’05 %, ligeramente más baja que la registrada en el conjunto de España (55’5%), y muy inferior como viene siendo habitual en los últimos años a la recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que aconseja vacunar al menos al 75 por ciento de la población mayor de 65 años para reducir la expansión del virus.

Para resaltar la importancia de la vacunación contra la gripe, conviene recordar que esta enfermedad afectó el año pasado en Extremadura a unas 23.000 personas y causó 143 casos graves hospitalizados, 29 de los cuales fallecieron. Más de la mitad de los casos graves no se habían vacunado, a pesar de que estaban incluidos en la “población diana” de la campaña de vacunación del SES por su edad o por tener otros factores de riesgo.

Por ese motivo, para esta temporada el SES se propone vacunar al menos al 65% de la población de 65 años o más, con el objetivo de disminuir la incidencia de la enfermedad en la población, reducir el número de ingresos hospitalarios y la mortalidad causada por complicaciones asociadas.

La campaña permanecerá activa hasta finales de diciembre en los centros de Atención Primaria, donde todavía pueden vacunarse todas las personas mayores de 60 años, los usuarios de cualquier edad con enfermedades crónicas cardiovasculares, pulmonares, hepáticas  o neurológicas, obesidad, insuficiencia renal, disfunción cognitiva u otras patologías o situaciones consideradas como factores de riesgo.

CONSEJOS ANTE LA GRIPE

También está indicada la vacunación para personas que pueden transmitir la gripe a otras con alto riesgo de complicaciones, como los trabajadores de centros sanitarios o instituciones geriátricas y profesionales de servicios públicos esenciales como fuerzas de seguridad, emergencias sanitarias o personal docente.

Para evitar la transmisión de la gripe, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse nariz y boca cuando se tose o estornuda, y evitar los saludos con contacto físico.

Para las personas con síntomas como fiebre o malestar general, también aconseja quedarse en casa hasta un día después de la desaparición de los síntomas, aproximadamente una semana.

El SES recuerda a los usuarios que en caso de que tengan síntomas de la gripe deben acudir a consulta con su médico de cabecera en el centro de salud o consultorio que les corresponda, para evitar colapsar los servicios de urgencias.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *