La reducción de la temporalidad del empleo público y la modernización de la administración, principales ejes de la Vicepresidencia y consejería de Hacienda y Administración Pública

El presupuesto de la Vicepresidencia y Consejería de Hacienda y Administración Pública asciende a 68,9 millones de euros, 2 millones más que en 2017 (3,1%), debido al incremento de fondos finalistas de los programas operativos, especialmente Fondos Feder, y a la subida de los gastos de personal.

Así lo ha explicado la secretaria general de la Vicepresidencia y Consejería de Hacienda y Administración Pública, María Ascensión Murillo, en su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos de la Asamblea de Extremadura para detallar las partidas de su departamento en el proyecto de ley de Presupuestos de Extremadura para 2018.

Murillo ha explicado que las cuentas regionales están concebidas para cumplir los objetivos de estabilidad, a pesar del desigual reparto del esfuerzo entre Gobierno central y comunidades autónomas, y una de sus máximas virtudes es que son fruto del consenso.

CONFIANZA DIGITAL

En administración electrónica, con un presupuesto de 23,8 millones de euros, Murillo ha destacado los proyectos para el desarrollo de las políticas TIC de la administración y para el refuerzo del e-Gobierno, la e-Cultura y la confianza en el ámbito digital, que permitirá una modernización del servicio en aras de la eficiencia de la administración y de su adaptación a las necesidades de ciudadanos y empresas.

La secretaria general ha afirmado que los empleados públicos son los brazos con los que la administración llega a los ciudadanos. Por ello, a este colectivo se destina el 37% del presupuesto total de la consejería y, en 2018, se desarrollará la ejecución de una Oferta Pública de Empleo extraordinaria que pretende reducir la temporalidad del sector público en un 8%.

Asimismo, los empleados públicos seguirán recuperando derechos, ya que, el próximo ejercicio, se incrementarán las retribuciones en un 1,5%, según el límite fijado en los Presupuestos Generales del Estado, y se abonará la carrera profesional horizontal con efecto retroactivo.

Además, Murillo ha resaltado que se mantiene el compromiso con la flexibilización y conciliación de la vida laboral y familiar y con el fomento de la contratación responsable, ya que, desde 2016, el presupuesto incorpora las cláusulas sociales, de igualdad entre hombre y mujeres y medioambientales en todos los contratos públicos.

Por su parte, la Secretaría General de Administración Pública recoge la realización del programa de evaluación y calidad de los servicios, en el que se incluyen los centros de atención administrativa, y la implantación del nuevo sistema de información y atención multicanal y del nuevo sistema de registro de documentos.

REFORMA TRIBUTARIA

Una de las medidas que caracterizan el presupuesto de la consejería es la reducción del 1% del primer tramo del IRPF, una medida que, según ha asegurado la secretaria general de Hacienda, ha sido posible gracias a la recuperación del tono de la economía regional que posibilita reducir la presión fiscal y elevar el nivel de renta de los contribuyentes, sin poner en riesgo la recaudación.

Asimismo, el PGEx para 2018 incluye la bonificación del 99% del Impuesto de Sucesiones para las herencias de familiares directos, ante la nefasta dinámica de competencia fiscal que se está generando entre las comunidades y la no unificación de este tributo en el ámbito nacional.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *